DIEZ MITOS SOBRE LOS COURIER EN ARGENTINA (II)

En la última nota repasamos algunas falsas creencias acerca de los courier en la Argentina: que el servicio se paga en dólares, que lo encarecen los impuestos, que es más caro comprar en el exterior que en Argentina, que los paquetes se pierden en el camino o llegan con el contenido roto y que desde Estados Unidos o China tardan un mes en arribar. Vamos a revisar algunos otros conceptos que, aunque rumoreados, no se ajustan a la verdad, es decir, a la realidad, al menos, desde nuestra experiencia en MiaCargo.

 

1) Si compro afuera estoy dañando a la industria nacional

Falso. En primer lugar, en nuestro país hay muchísimos productos que no se fabrican y muchos otros precisan de elementos que solo se consiguen tras las fronteras.   

 

2) Comprar afuera es muy complicado

Falso. Obviamente requiere sentarse con un celular o una PC y colocar ciertos datos, pero las principales tiendas y courier tienen tutoriales que permiten hacer de este proceso una operación sencilla. Otra ventaja: no es necesario salir de casa, ni complicarse con el tránsito o el clima, pues todo lo que comprás lo tenés a la vista y en tiendas que brindan un montón de opciones. Sin dudas, un ahorro grande en tiempo.  

 

3) Solo me permite traer pocas cosas o de bajo valor

Falso. Podés traer hasta cinco envíos por año calendario y que cada envío pese menos de cincuenta kilos, no supere los mil dólares y no incluya más de tres productos de la misma especie, ya que se supone una compra para uso no comercial. 

 

4) Es caro el envío desde su oficina hasta mi casa

Falso. Es gratis si lo retirás, o autorizás a una persona para que lo retire, en nuestras oficinas en la Ciudad de Buenos Aires. También te lo llevamos, sin costo, a la dirección que indiqués de CABA, Vicente López, San Martín, Tres de Febrero, Lanús o Avellaneda. Si lo recibís fuera de este radio, vos elegís la empresa que te lo llevará y, por lo tanto, el costo que pagarás por ese último tramo. 

 

5) Es complejo hacer los trámites de importación

Falso. No tenés que hacer ningún trámite, ni visitar la Aduana, ni nadie pasará a cobrarte nada. Si algo caracteriza a los courier es que su servicio allana todas las complicaciones que implica hacer envíos por cuenta propia o confiar en que un amigo o un piloto o una azafata lo va a traer. Las empresas tienen todos los resortes administrativos para que el traslado de la compra fluya sin inconvenientes.

 

Deseamos que este repaso por algunos prejuicios ayude a comprar a través de empresas serias. Sospechamos que muchas de estas falacias se han originado en el desconocimiento y también en rumores que echaron a correr algunos para desprestigiar a los courier que ofrecen servicios legales y de sólida y comprobada eficacia, como lo muestran los comentarios que podés ver cuando buscás MiaCargo en Google.

destacadas